TIENDA DE QUESOS EN SEVILLA

Quesos gourmet

Los quesos que tenemos en Andana Tabanco son de categoría gourmet, sacando a la venta en nuestra web, los mejores quesos a nivel regional y algunos de los más valorados a nivel nacional. No te pierdas los sabores de todos nuestros productos, de diferentes categorías y distintas texturas. Para más información sobre nuestros artículos puede ponerse en contacto con nosotros en el número de teléfono 640084551.
It seems we can't find what you're looking for.

Quesos de Andana Tabanco.

En nuestra tienda de quesos, Andana Tabanco gourmet, de Sevilla, tenemos los mejores tipos de quesos de la provincia de Sevilla y de la península. Todos nuestros productos lácteos son de calidad gourmet, sabores exclusivos y calidad garantizada.

Los quesos que ofrecemos, están elaborados con leche de vaca, oveja, cabra o mezcla de ellos, como se da en el queso Payoyo, una marca en la que sus quesos están hechos a base de leche de oveja o mezcla de oveja y cabra.

Existen diferentes tipos de queso según su curación, las bacterias que actúan en su curación, la leche a la que pertenece, el país o los aditivos que lleve. Es difícil clasificarlos por la amplia variedad que existe, pero aquí los diferenciaremos de la siguiente forma:

Según su elaboración:

  • Fresco y blanco: Estos quesos no tienen maduración o curación, se consume tras su proceso de elaboración.
  • Fermentado, curado o madurado: Este queso es el que después de su elaboración tiene que llevar un proceso de maduración a una cierta temperatura, humedad y durante un tiempo determinado, para que coga esa textura y sabor característico, según la variedad. 

Según el porcentaje de grasa que contenga:

  • Desnatado, tiene menos del diez porciento de grasa.
  • Semidesnatado, contiene entre el diez y el veinticinco porciento.
  • Semigraso, teniendo un mínimo de veinticinco porcientos y un máximo del cuarenta y cinco porcientos.
  • Extragraso, mínimo del sesenta porciento de grasa.

También, tenemos clasificaciones por las bacterias que intervienen en su curación como sería en el caso de los quesos de cabrales o roquefort.

Cada país tiene su tipo de queso y sus marcas características, en España tenemos quesos como: Manchego, Torta del Casar, Cabrales, Burgos, Tetilla.

Algunos quesos de Andalucía:

  • Queso Payoyo.

Es una marca perteneciente a la provincia de Cádiz.

Esta marca tiene quesos curados, frescos, semicurados de cabra y oveja autóctonas de la zona de Cádiz, o mezcla de estas. Manteniendo la raza payoya activa.

  • Quesos Corsevilla.

Estos quesos están elaborados por la cooperativa Coorsevilla, ubicada en la Sierra Norte con más de 25 años de producción en estos quesos. El queso curado que elaboran, es de leche de cabra, con una curación de entre dos y cuatro meses, dependiendo del tamaño del queso.

  • Queso Alhama.

Estos quesos son unos de los que tienen más antigüedad de Granada y de Andalucía. Elaborado con leche de cabra de raza murciano-granadina y malagueña, semicurado, con una curación de entre uno y tres meses.

Beneficios que aporta el queso.

El queso es un alimento importante para incluir en una dieta equilibrada y completa. Esto se debe a que contiene vitaminas, proteínas, ácidos grasos y sales minerales, algo esencial para que nuestro organismo, se encuentre en perfecto funcionamiento y tengamos un aporte idóneo de nutrientes.

Este producto nos da grandes beneficios por la fuente de calcio que supone para nuestro organismo. Esto nos ayuda a tener mejor la salud de los huesos, y en prevenir enfermedades en los huevos como la osteoporosis.

Igualmente, ayuda a mantener nuestros dientes fuertes y limpios, por la proteína y el calcio que contiene, disminuyendo la placa bacteriana.

Es rico en ácido fólico, lo que aporta multitud de propiedades a las embarazadas, aumenta su producción de leche.

Por sus vitaminas, es un gran aporte para tener nuestra piel en buen estado y ayuda a mejorar los síntomas de la regla en mujeres.

Unos de los beneficios importantes del queso es la aportación de ácido linoleico conjugado (CLA), lo que nos apoya en la disminución de colesterol y grasa, y aún más importante, en la prevención de algunos tipos de cánceres como es el cáncer de colon.

Si eres deportista, puedes aprovechar las proteínas del queso para recuperar tu masa corporal y la tirosina, un aminoácido que contiene, para sentirte mejor anímicamente.

Proceso de elaboración del queso.

La elaboración del queso es un proceso laborioso y si se trata de quesos con curación o maduración, conlleva un tiempo, para poder consumirlo. A continuación, podemos ver los principales pasos del proceso de elaboración del queso.

Procesamiento de la leche. En este primer paso, se debe filtrar la leche para eliminar sustancias que pueda contener procedentes del manejo. En este paso también se pasteuriza la leche, exterminando bacterias y organismos que puedan provocar enfermedades, y teniendo el ph a un nivel adecuado.

Coagulación. A una temperatura de unos treinta grados aproximadamente, se añade el cuajo animal, pasando de estado líquido a estado más solido, llamado cuajada.

Prensado. Se llenan los moldes y prensamos para que el queso coja la forma requerida y pueda expulsar el aire y suero que contiene, y ayudar a la unión de la cuajada.

Corte de cuajada. Con liras procedemos al corte de la cuajada, según el tipo de queso que queramos elaborar tendremos que cortar la cuajada con liras de un tamaño u otro. Se elimina el suero que pueda contener la cuajada mediante planchas de presión y se aumenta la temperatura un poco más para favorecer su unión.

Salado. En este paso el objetivo es evitar la aparición de microorganismos, introduciendo el producto en salmuera durante unas horas y así ayudará también a potenciar el sabor y formar la corteza de nuestro exquisito producto.

Maduración. En esta última etapa del proceso, debemos mantener nuestros quesos a una temperatura, humedad y aireación adecuada para su curación. Se debe voltear y cepillar cada queso pasado un tiempo para que su madurez sea homogénea y no actúen más microorganismos de los deseados.

Dependiendo del tipo de queso, variará el tiempo de maduración, la humedad, la temperatura y las bacterias que puedan intervenir, en el caso de los quesos azules, como el de cabrales, su madurez es en cuevas donde existen un tipo de bacteria que le da ese moho y, de ahí su intenso sabor.